El efecto “V”

Cuando miramos un rostro joven vemos cómo sus rasgos apuntan hacia arriba, podríamos decir que en ellos se dibuja una V, pero con el paso del tiempo, por la aparición de flaccidez o bien por una pérdida importante de peso, los rasgos van descendiendo invirtiendo esa V, los pómulos pierden su jugosidad, apreciamos nuestros pliegues…